Mujeres, fronteras y trayectorias de la justicia

8M, o el 8 de marzo, es el Día Internacional de la Mujer. En este día especialmente, honramos a todes aquelles que no son hombres, que luchan, ríen, viven y se esfuerzan todos los días por los derechos en una sociedad patriarcal. El feminismo interseccional es un movimiento continuo en el que participamos todos los días, no solo el 8M. Sin embargo, queremos reconocer este día tan especial. Y decir que apoyamos inequívocamente a les mujeres migrantes y a les que dejan atrás la patria en busca de un futuro mejor. Los derechos de les migrantes son derechos humanos y Solidary Wheels considera que trabajar en la migración es una parte integral de la acción feminista.


Te dejamos aquí una recopilación de algunas de las formas que eligió esta organización para celebrar el 8M 2021:


Webinar, 5 de marzo de 2021:


Mujeres, fronteras y trayectorias de la justicia: Ceuta, Melilla y Canarias


Con intervenciones de Fany Errady Zarhouni (Ceuta), Pempox / Ahlam Dris (Melilla) y Koldobi Velasquez (Canarias)


¡Este seminario web de 1 hora está publicado en nuestro canal de youtube! Ver aquí:


El audio del seminario web está en español y, también, hay interpretación en lenguaje de signos y los subtítulos en inglés y español disponibles. Un agradecimiento especial a Elisa Floristán Millán por moderar y Carmen Serván Pulido por interpretación de lengua de signos.


Fany compartió con nosotros la situación política de Ceuta desde la perspectiva de las vivencias de su familia. Fany también explicó su lucha para que su madre pueda ir a vivir con ella a Madrid, donde tiene una oferta de trabajo. Fátima, la madre de Fany, es una trabajadora transfronteriza indocumentada, y Fany, aunque de origen marroquí, tiene pasaporte español y nació en España. Sin embargo, a pesar de tener la nacionalidad española, Fany no ha podido transferir la residencia legal a su madre. Por lo tanto, ambes viven en Ceuta en este momento, y su madre no puede cruzar a la península hasta recibir los papeles españoles. A continuación se muestra un testimonio que escribió Fany, describiendo sus experiencias y las de su madre:


“Soy una mujer española de origen marroquí, nací en la ciudad vecina de Castillejos y vine a Ceuta cuando tenía 15 años. Yo tengo mi documentación en regla y soy española desde hace 4 años. El problema es que mi madre es una mujer transfronteriza que trabajaba en Ceuta en el servicio doméstico y nunca fue contratada legalmente en ninguna de las veces que trabajo en casas particulares desde hace 18 años. Cuando llevaba en Ceuta tras años me fui a Madrid y después me trasladé a Barcelona. En Barcelona trabajé durante 10 años de cuidadora de ancianos y después volver a Madrid donde vi que había más oportunidades. Estuve trabajando en Madrid realizando varios trabajos con contrato por lo que tenía mi residencia en regla durante otros 10 años. Tengo que volver a Ceuta porqué mi madre se enfermó y al no haber cotizado en ninguno de sus trabajos no podia acceder a sanidad. (sin contrato no hay depósito de la seguridad social y sin empadron no hay acceso a la asistencia sanitaria pública) Solo la trataban en urgencias donde tenía que volver por no tener tratamiento ambulatorio.


Mi madres es una mujer que durante 18 años trabajando sin derechos. Fue maltratada por sus patronos porque empezaba a ser mayor y ya no la consideraban útil par seguir trabajando. Esta es unas de las personas víctimas de la precariedad por ser extranjera al no poder mantener una calidad digna de vida. Ceuta está ahora ahogada debido al cierre de la frontera y quiero llevar a mi madre conmigo porque ahora dispongo de una oportunidad para trabajar en Madrid. Pero ser ilegal y extranjera en este país no te permite poder cruzar al otro lado para poder tener una buena vida.”


Pempox compartió con nosotros su experiencia como joven musulmana hiyabi en Melilla, y las reacciones de sus compañeres y la comunidad escolar cuando comenzó a usar el hijab en agosto de 2020. Pempox también reflexionó sobre cómo es comenzar una carrera como músique mientras es visiblemente musulmana, y cómo navega la vida con la identidad dividida por ser española-rifeña.


“Aquí en Melilla hay pocas artistas mujeres. Ya era raro ver a una mujer cantante, ya era raro ver a una mujer que hiciera música, y si ya encima le pones el hiyab, es de lo más raro. De hecho, antes de ponerme el hiyab, consulté cuantas artistas había con hiyab en España y de momento solo somos dos.”


“Personas de mi misma familia, por tener un tono de piel ligeramente más oscuro, ya les calificaban de moro, en el sentido de “que asco”, de te llamo moro porque me das asco. Esto son cosas que me ha llegado a decir mi hermana pequeña en el colegio de que le hayan dicho, no me junto contigo por eso.”


Pempox también compartió cómo la gente ha percibido su decisión de usar el hiyab, y cómo a veces hay una percepción dentro de los círculos feministas de que usar el hiyab es contrario a los ideales feministas y una imposición de les hombres (en lugar de una elección que une mujer puede hacer):


“Muchas personas pensaron que yo nunca llegaría a ponerme el hiyab, y cuando me lo puse, llegaron a preguntarme si me habían obligado, que “que bicho me había picado”; que, qué me había pasado para que yo me pusiera el hiyab. Y aunque yo explicase que yo me lo puse porque quería, porque es una elección que yo puedo tener, algunos se quedan con esa cosilla, que yo les noto que parece que no me toman enserio como mujer musulmana y que he decidido llevar esta prenda como elección propia. Y, eso por lo menos es mi experiencia personal, como mujer musulmana en mi entorno.”


Podeis encontrar Pempox on Spotify, Youtube, Soundcloud and Twitter.


Koldobi compartió con nosotros un análisis de las fronteras y la securitización de la sociedad que enmarca a los militares y Frontex como parte de un sistema de mili-patriarcalización. Abogando por la ayuda mutua y coorganizándose con mujeres migrantes, trabajadores y persones no binarias, Koldobi compartió una visión de organización feminista transformadora que puede romper fronteras y forjar vínculos comunitarios entre pueblos de todos los orígenes geográficos.


“Todas las violencias y todas las opresiones están muy interrelacionadas. Por eso, cuando hacemos una lucha antirracista es también una lucha antifascista, una lucha anticapitalista, es una lucha feminista, ecologista, antimilitarista.”


“Yo diría que los feminismos que no cuestionan todas las desigualdades que vivimos y todas las políticas y las leyes injustas es un feminismo que para nosotras no es transformador; que, si el feminismo no sirve para proponer erradicar todas las formas de violencia de todo tipo, tampoco es transformador. Y que también si el feminismo que sacamos a las calles, el objetivo no es cambiar este mundo y caminar hacia la justicia, hacia el respeto de nuestro planeta, la igualdad, la paz y no se pone digamos en el centro el bien común, lo público, lo de todas, de todos y de todes, pues realmente es un feminismo del postureo, es una utilización del feminismo para el maquillaje, para que todo siga igual.


Pero, desde mi opinión, muy humilde, creo que hay muchas personas y organizaciones que estamos intentando construir otros feminismos, realmente que sean transformadores y que sean emancipatorios. Y yo creo que esa es una tarea realmente hermosa, el seguir intentando cambiar también nuestros feminismos, nuestra manera de entender esta realidad...Yo creo en un tipo de feminismo que aspire, como decimos, no a un trocito de tarta de este sistema sino a cambiar la receta, a cambiar esta forma de ver la vida."


Koldobi participa activamente en grupos de apoyo a los migrantes en la isla de Gran Canaria. Puedes seguir a uno de estos grupos en Twitter, o en instagram @noviolentasaccion


Artículo: Los derechos trans son derechos humanos, 7 de marzo de 2021:


En el blog de Solidary Wheels, una de nuestras compañeres hizo un analisis de la borrador de la ley trans en España, escribiendo sobre su impacto en las comunidades trans. Lea más aquí sobre el feminismo interseccional, el proyecto de ley de derechos trans en España y la construcción de un mundo más inclusivo para les migrantes trans.


Acción Directa, 8 March 2021:


Con una pancarta que decía “Feministas Contra Fronteras,” nosotres, un grupo de mujeres activistas no binarias, tanto de Melilla como de lejos, nos manifestamos en la valla fronteriza, el puerto y la playa de Melilla. Os dejamos a continuación nuestro manifiesto de este 8M contra las fronteras, que explica el doloroso significado de estas tres ubicaciones en el contexto de Melilla:




Somos feministas contra las fronteras.


Luchamos por un mundo donde las leyes injustas no separen a las familias y discriminen según el lugar de origen.


Soñamos con un mundo sin CIE, donde los objetivos de la abolición se cumplan y todas las cárceles caigan.


Imaginamos un mundo donde el racismo estructural y cotidiano ya no existe y las personas de todas las colores de piel, culturas y formas de ser pueden vivir libremente.


Pedimos la liberación de los binarios de género y la libertad de existir lejos de la violencia del patriarcado.


Anhelamos reparaciones por el colonialismo y el fin del euroimperialismo.


Queremos un mundo donde todes puedan respirar libremente, encontrar la felicidad y tener un lugar al que llamar hogar.


Ayer, 8M, un día internacional de conmemoración de la lucha feminista interseccional, mostramos nuestro mensaje en la valla fronteriza, el puerto y el mar en Melilla.


Estas tres ubicaciones tienen un significado doloroso en la #FronteraSur de Europa.


LA VALLA divide este territorio de España del Rif y Marruecos, dejando una cicatriz en la tierra y su gente, una gigantesca estructura fascista extractivista que ha constreñido las vidas de tantos y que grita "no te queremos aquí" a aquellos que huyen de la guerra, la agitación política o que migran en busca de una vida mejor. La valla es una farsa y como feministas esperamos ver caer todos los muros, abstractos y físicos, internos y externos.


EL PUERTO es donde, noche tras noche, los jóvenes se reúnen para hacer "risky," tratando de escapar de la prisión que es Melilla, con la esperanza de comenzar de nuevo en la península o en Europa. Es una frontera dentro de la frontera, un lugar de sueños frustrados, palizas policiales diarias y heridas de la arquitectura de la exclusión.


EL MAR, con sus olas ondulantes y su tono relajante, también es un cementerio. Se traga botes cargados con bebés, familias, abuelas y jóvenes dejando todo atrás. Ofrece nuevos comienzos, una ruta hacia un futuro mejor y la muerte en el mismo movimiento de barrido. La playa pública de Melilla es donde muchos cuerpos han sido arrastrados a la orilla, víctimas de la falta de caminos seguros y legales hacia la vida en Europa.


Somos feministas contra las fronteras y honramos la memoria de todas las vidas perdidas en la valla, el puerto y el mar.


NO MÁS.


Dignidad y derechos humanos para todes.


Feliz 8M compañeres 🖤




© 2020 SOLIDARY WHEELS. RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS

  • Twitter - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco
  • Facebook - círculo blanco